Virginidad Perpetua

DOGMA MARIANO: Perpetua Virginidad de María

La Madre de Dios conservó plena y perdurablemente su Virginidad. Es decir, fue Virgen antes del parto, en el parto y perpetuamente, después del parto. La Iglesia afirma este dogma desde el Credo compuesto por los Apóstoles.

La Iglesia nos enseña como verdad revelada sobre la Virginidad:

  • La verdad absoluta y perpetua integridad corporal de la Virgen.
  • Su virginidad de alma, es decir, la plena y exclusiva unión esponsal de su alma con el Señor. Por lo que María, dice Pío IX, “es más santa que la santidad y sola santa y Purísima en el alma y en el cuerpo, que superó toda integridad y virginidad”.

Conoce más sobre este dogma mariano viendo el video que te presentamos. 

Citas Bíblicas

thumb_IMG_0708_1024
"Por tanto, el Señor mismo os dará señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel” (Is 7,14)

"Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. (Lucas 1, 26-38)

"Pero mientras pensaba en esto, he aquí que se le apareció en sueños un ángel del Señor, diciendo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque el Niño que se ha engendrado en ella es del Espíritu Santo." (Mateo 1, 20)

Documentos de Apoyo