Formación Integral

Formación Integral

La vida religiosa es un don divino de la Iglesia dado por Jesucristo y que con su gracia conserva siempre. Cristo sigue llamando, en nuestros tiempos, a más discípulos que estén dispuestos a dejarlo todo y seguirle.

La formación de los candidatos, a la vida religiosa, tiene como finalidad iniciarles en este especial estado de vida haciéndoles tomar conciencia de su unión con la Iglesia mediante la integración apostólica, espiritual, doctrinal y práctica, ayudando así a las religiosas y religiosos a realizar su vida en unión con Cristo por el Espíritu.

La vida religiosa siempre debe de estar orientada a la construcción del “hombre interior” para favorecer la integración entre interioridad y actividad de las religiosas y religiosos dedicados al apostolado. De esta manera la actividad por el Señor no dejará de conducirlos a Dios “fuente de toda actividad”.

María Siempre Virgen
María Siempre Virgen

Consejos Evangélicos

Castidad, Pobreza y Obediencia

En la consagración religiosa hay una llamada de amor hacia la persona elegida, por parte de Dios. Este amor es absolutamente gratuito, personal y único. Abarca toda la persona a tal punto que esta ya no se pertenece sino que pertenece a Cristo.

Quien responde a este llamado de amor asume de forma concreta la profesión de los consejos evangélicos, ya que se entrega con un amor total y sin reservas. “…como hostia viva, santa y agradable a Dios” (Rom. 12, 1). Este respuesta de amor es de carácter nupcial e implica “perder su vida” por Cristo y por el Evangelio. Esta respuesta personal es fundamental en la consagración religiosa.

“La fe, la esperanza y la caridad impulsan a los religiosos y religiosas a empeñarse por medio de los votos a practicar y profesar los tres consejos evangélicos y a dar así testimonio de las Bienaventuranzas.”

Los consejos son la guía para la vida religiosa porque expresan de manera completa y significativa el radicalismo evangélico. En efecto, por los consejos evangélicos los religiosos y religiosas se liberan de lo que podría retenerlos en su búsqueda de una caridad ferviente, de la perfección del culto divino y del servicio a Dios.

Vivir auténticamente estos consejos son de gran significado para todos los hombres porque cada voto da una respuesta específica a las grandes tentaciones de nuestro tiempo. “Mediante ellos la Iglesia continúa mostrando al mundo los caminos de su transfiguración en el Reino de Dios”.

Los candidatos a la vida consagrada deben iniciar en la vida religiosa en las exigencias concretas de los tres votos.

CASTIDAD

Es signo del mundo futuro y fuente de una fecundidad más abundante en un corazón no dividido, lleva consigo la obligación del celibato. Su práctica supone que la persona consagrada por los votos coloque en el centro de su vida afectiva una relación más inmediata con Dios y por Jesucristo en el Espíritu.

La castidad libera de una manera especial el corazón del hombre para que arda de amor de Dios y de todos los hombres.

POBREZA

Es imitar a Cristo que siendo rico se hizo pobre por nosotros y así llevando una vida pobre de hecho y de espíritu, laboriosa y sobria, desprendida de las riquezas terrenas, lleva así mismo la dependencia y la limitación en el uso y disposición de los bienes conforme a la norma del derecho propio de la comunidad.

Hoy en día se caracteriza por una sensibilidad hacia los pobres y hacia la pobreza en el mundo. Los religiosos y religiosas deben tener un corazón pobre, que sigue a Jesucristo pobre.

OBEDIENCIA

Es seguir las huellas de Cristo y participar de su misión porque con ella se hace lo que Jesús hizo y lo que Él haría en una situación concreta de hoy en día.

En la comunidad una persona no puede mandar ni obedecer sin referirse a la misión. Cuando el religioso obedece, pone su obediencia en línea continua con la obediencia de Jesús para la salvación del mundo. Lejos de menospreciar la dignidad humana la obediencia lleva a la madurez, haciendo crecer la libertad de los hijos de Dios.

Etapas de Formación

María Siempre Virgen
María Siempre Virgen
PREVIA A LA ENTRADA AL NOVICIADO
María Siempre Virgen
María Siempre Virgen
EL NOVICIADO Y LA PRIMERA PROFESIÓN
María Siempre Virgen
María Siempre Virgen
LA FORMACIÓN DE LOS PROFESOS TEMPORALES
María Siempre Virgen
María Siempre Virgen
LA FORMACIÓN CONTINUA DE LOS PROFESOS PERPETUOS

BIBLIOGRAFÍA:

Vatican.va (2016) Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. (En línea)